#Argentina: La materia prima incide en un 51,15% sobre el costo de las industrias

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Otro dato: la mano de obra total utilizada por la industria alcanza al 13,21% del total sobre facturación total. Son números importantes para ver dónde ajusta la industria cuando tiene que optimizar sus costos.Un análisis de ingresos y costos para la industria láctea elaborado por el Centro de la Industria Lechera, al que tuvo acceso Nuestro Agro, revela que la materia prima –esto es, la leche que la industria le compra a los productores- incide en un 51,15% sobre el total de ventas de la industria. La materia prima es el principal componente del costo de la industria, seguido por el rubro «gastos de fabricación s/amortizaciones», que se lleva el 13,92%. Ese ítem incluye mano de obra, energía eléctrica, gas, combustible, fletes y otros gastos. La mano de obra total, según el mismo estudio, representa el 13,21% del costo total de la industria, que además dedica el 10,05% a cubrir los gastos de distribución.
Otro ítem interesante para analizar es el flete por la recolección y acarreo de la leche, que insume un 2.98%. No es un dato menor consignar que la mayoría de los transportistas tienen choferes nucleados en el Sindicato de Camioneros, que a nivel nacional dirige Hugo Moyano. Camioneros y trabajadores de la industria láctea están considerados  como los trabajadores con mejores salarios en la República Argentina. Sin embargo, entre unos y otros apenas superan el 15% del total de gastos, aunque en el caso de los fletes éste incluya no sólo los sueldos de los choferes, sino todos los demás rubros propios del transporte de cargas.
También sobresale el ítem del impuesto a las Ganancias y Ganancia Mínima Presunta, que apenas es el 0.75% del total de costos. Los materiales no lácteos insumen 9,66% del total de ventas.
Según las empresas del CIL, en 2011 facturaron 17.131.998.656 millones de pesos totales, lo que hizo que por cada litro de leche comercializado en la forma de productos terminados, la industria percibiera 2,814 pesos. Si el pago de la materia prima resultó el 51.15% del total, el conjunto de la industria nucleada en el CIL admite haber pagado 1,439 pesos en promedio por litro de materia prima adquirida a sus tamberos a lo largo de 2011.
En el mismo estudio, el CIL destaca otro dato significativo. Comparando los números de 2001/02 con los del 2011, se refleja que la materia prima puesta en fábrica creció su participación dentro de los costos totales de la industria, pasando del 34,3% al 56,50%. Y que la mano de obra propia creció en su participación en los costos totales del 7,45% al 13,21%. «Esta evolución –dice el CIL- refleja que durante los últimos diez años las empresas han hecho enormes esfuerzos por atender las demandas de los productores tamberos así como de los trabajadores».

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
Luego de destacar que la industria tuvo resultados positivos por debajo del 1% en el 2010 y un quebranto del 0.84% en 2009, destaca el CIL que los resultados son «tan ajustados que ante cualquier desequilibrio directamente se pasa a situación de quebranto».
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
También subraya el informe que «la recompsoición sistemática del precio de la leche cruda ha permitido recuperar el nivel de rentabilidad que le da al sector de la producción primaria capacidad para competir con las principales actividades agrícolas, con una fuerte recuperación de precios hasta alcanzar los niveles internacionales, equivalentes en términos de dólares por litro», dice. Claro que son números del 2011, y que pueden caer muy mal leídos en agosto de 2012, en medio del conflicto que atraviesa el sector.
Y resume finalmente el CIL: «como consecuencia de estos incrementos (dados en los últimos diez años, según aclara) la mayor parte del costo de las empresas está representado por la materia prima que procesan. Este valor de más del 56% (puesta en fábrica) para la muestra de empresas del estudio, pone de manifiesto la imperiosa necesidad de atender a la continuidad de la rentabilidad de los tambos proveedores, pero en el marco del objetivo de competitividad de toda la cadena láctea».
Fuente: Nuestro Agro

Mirá También

Así lo expresó Domingo Possetto, secretario de la seccional Rafaela, quien además, afirmó que a los productores «habitualmente los ignoran los gobiernos». Además, reconoció la labor de los empresarios de las firmas locales y aseguró que están «esperanzados» con la negociación entre SanCor y Adecoagro.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas