Mulpulmo baraja tres fórmulas para el ingreso de socio estratégico a la propiedad de la compañía

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Laura Iriarte La opción que más atrae a los dueños de la empresa es mantener el control y buscar dos tipos de socios: proveedores y uno relacionado con el rubro. Una odisea. Así han sido estos últimos meses para la lechera Mulpulmo, controlada por los hermanos Meyer Buschmann, en la búsqueda de una fórmula que le permita solucionar su delicada situación financiera y volver a funcionar.
Tras el fracaso de la oferta de Watt»s por tomar el control, la compañía maneja tres fórmulas posibles: Vender la propiedad entera a un inversionista que lleve al extranjero toda la producción de la planta. Y la segunda es el ingreso de un socio mayoritario que, una vez más, exporte todo lo que genere la compañía.
Sin embargo, la opción más factible, y la que más atrae a los actuales dueños, es dividir la propiedad en tres, pero en porciones desiguales, explica el asesor corporativo de Mulpulmo, Héctor Asenjo.
Lo que proponen es que los hermanos Meyer mantengan sobre el 50% de la compañía y busquen dos tipos de socios para la parte restante. Uno de ellos sería un aliado estratégico, que pueden ser supermercados, empresas productoras de jugos y bebidas, entre otros. «Lo importante es que tenga un giro complementario al de Mulpulmo», indica. La otra parte de la propiedad sería para sus mismos proveedores: los 160 productores de leche a quienes Mulpulmo les debe $3 mil millones.
El asesor de la empresa afirma que «hay mucho interés por el lado de los proveedores de entrar en la propiedad». Una vez resuelto el futuro de la compañía, lo que harán será ofrecer la cancelación de todas las deudas que mantienen con ellos, «quienes van a poder canjear lo que se les debe por acciones», precisa Asenjo.
No obstante, el presidente de la Asociación de Productores de Leche de Osorno (Aproleche-Osorno), Dieter Konow, aclara que «el interés de los proveedores por ingresar a la propiedad de Mulpulmo es nulo en este minuto». Lo que sí existe es «la férrea decisión de recuperar las platas que se deben», asegura.
Para garantizar que se paguen estos recursos, los lecheros contrataron al estudio Menchaca & Cía. Además, sostiene que hasta el momento no ha habido ninguna oferta concreta desde Mulpulmo. De haberla, la decisión será difícil, porque los productores perdieron la confianza en la firma. «El productor lechero es sensible al pago, porque vive de esto», indica Konow.
Actualmente, la empresa está preparando un plan de negocios para duplicar su producción cuando la planta vuelva a funcionar en el plazo de 90 días.
Para algunos proveedores, el ingreso de Watt»s a la propiedad era una alternativa para hacer viable la compañía. Sin embargo, el asesor explica que ésa nunca fue una opción, ya que ofrecieron pagar $20.500 millones y la firma valdría, según Asenjo, unos $50 mil millones.
«Hay mucho interés por el lado de los proveedores de entrar en la propiedad de la compañía».
http://www.economiaynegocios.cl/

Mirá También

Así lo expresó Domingo Possetto, secretario de la seccional Rafaela, quien además, afirmó que a los productores «habitualmente los ignoran los gobiernos». Además, reconoció la labor de los empresarios de las firmas locales y aseguró que están «esperanzados» con la negociación entre SanCor y Adecoagro.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas