Megatambo de ciclo completo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

«Establecimiento agrícola-ganadero que utiliza modernas biotecnologías para el aprovechamiento de los principales residuos orgánicos de los animales a fin de cubrir su propio consumo energético», se lee en el resumen ejecutivo del proyecto de Estancias del Lago S.R.L., que pertenece al grupo económico que lidera el empresario argentino Alejandro Bulgheroni, que ya posee otras inversiones en nuestro país.
Se agrega que el emprendimiento –que está en fase de instalación– procura «implementar un Proyecto agroindustrial sustentable, para un sistema integrado de producción de Alimentos y Energía».
Estancias del Lago se ubicará en una zona rural cercana a la ciudad de Durazno. Su objetivo es producir leche en polvo «a partir de la leche obtenida en el tambo de la manera más eficiente posible, usando los recursos renovables provenientes de los desperdicios orgánicos para la generación de biogás».
El tambo contará con una capacidad final de 8.800 vacas lecheras en ordeñe. El plantel se completará con 1.200 vacas secas y 1.540 animales menores de reemplazo.
La planta industrial dispondrá de una capacidad de procesamiento de 310.000 litros diarios de leche fluida, para producir aproximadamente 14.000 toneladas anuales de leche en polvo.
Se construirá una unidad de obtención de aceite vegetal en base a la trituración de 17.000 toneladas por año de soja, para producir 2.400 ton/a de aceite y 14.500 ton/a de expeller para alimento animal.
La planta de biodiesel tendrá una capacidad de procesamiento de 2.400 toneladas anuales de aceite vegetal, para elaborar un biocombustible de calidad, acorde a lo que exigen las normas internacionales.
La planta de biogás procesará 640 toneladas diarias de excretas (con 10 a 12% de sólidos).
También habrá una unidad de generación eléctrica de 1,6 MW –apta para funcionar con el gas producido en la planta antes descrita– con la posibilidad de uso de biodiesel, en casos especiales.
La planta de producción de biofertilizantes generará 90 ton/día de sólidos (con 10% de humedad y 550 m3/d de agua con nutrientes para riego).
El establecimiento dispondrá de un embalse de aproximadamente 152 há de superficie, con un volumen de agua máximo de 3.600.000 m3, que se destinarán al riego y a otros usos en las instalaciones del predio.
Mientras se despliegan las diversas fases del proceso de instalación del proyecto global de la empresa, ya se produce leche en un predio más chico, ubicado a unos 14 km de Durazno, que servirá como tambo auxiliar cuando el emprendimiento funcione en plenitud, informó al programa Cierre de Jornada (Radio Carve) el economista Ricardo Rossi, vicepresidente de Estancias del Lago.
«Uno de los negocios más estables que estamos viendo hoy –aunque parezca mentira– es el del ganado lechero, sobre todo estabulado», dijo el lunes 13 el conocido agricultor Alberto Gramont al programa Valor Agregado, que conduce Martín Olaverry en Radio Carve.
Visiones cercanas
«Que Estancias del Lago SRL planifica el mayor emprendimiento de la región no hay dudas. Que el denominado ‘megatambo’ acarreará gran parte de la solución a la demanda laboral que aún existe en el departamento, tampoco», escribió el pasado 23 de noviembre el periodista Dino Capelli en el diario duraznense El Acontecer.
Tras acceder al Informe Ambiental, Capelli señaló entonces que los «principales impactos positivos» del emprendimiento son la generación de empleo (290 puestos de trabajo directos en la zona rural, además de empleos indirectos en el área urbana por requerimiento de servicios), «una mejora en el nivel de capacitación del personal contratado, la implantación de actividades industriales (logística de transporte, depósitos, silos, acopio de barracas)».
«A todo esto –continuó– es bueno preguntarse qué sucede con el medio ambiente, muy sensible a este tipo de emprendimientos y máxime con tantas vacas lanzando sus gases a diario.»
Inmediatamente puntualizó que el proyecto identificó «algunos componentes sensibles, el caso de la hidrología superficial (rio Yí, Aº Sarandí del Yí y Aº del Salado), la hidrología subterránea (acuíferos), la flora en pradera y monte nativo, la fauna acuática y terrestre».
Entre las conclusiones de los autores del Estudio de Impacto Ambiental, Capelli hizo constar que «la localización del emprendimiento no generará un impacto negativo sobre el futuro crecimiento de la ciudad de Durazno, porque éste será por densificación y no por extensión de la planta urbana».
Con respecto a las actividades que realizará la empresa, el informe estableció que «se adaptan al uso del suelo previsto en esta zona rural y están en consonancia con las actividades que se realizan en los predios linderos y en las áreas más próximas de la micro-región de Durazno».
También se mencionó que «el área total impermeabilizada del predio (construcciones, caminería, estacionamientos) representa menos del 1% de la superficie total (24,5 há de 3.111 há)» y que «la mayoría de las construcciones no superan los 10 m de altura, a excepción de la planta de leche en polvo; pero todas estas construcciones se encuentran a más de 2 km de los límites del propio predio. En este sentido se considera que no habrá una modificación significativa en la percepción del paisaje por la localización del emprendimiento».
¿Por qué en Uruguay?
–¿Por qué se definió esta inversión en el Uruguay? –preguntó Nicolás Lussich al economista Rossi en Cierre de Jornada.
–Porque Uruguay, a través de los años, ha mantenido una política de atracción de inversiones –respondió el economista.
Agregó que la ubicación en Durazno se debe a que, «dada la cantidad de empleos nuevos» que generará el proyecto, «teníamos que estar cerca de una ciudad importante», sobre la base de los campos ya adquiridos por Bulgheroni.
Rossi indicó que el emprendimiento se basa en la exportación de leche en polvo. Para disponer de leche y «no competir con Conaprole», decidieron instalar el tambo estabulado de 8.800 animales «al lado de la planta de leche en polvo», explicó.
–O sea que el razonamiento fue, digamos, al revés. Querían establecer un negocio de leche en polvo y quisieron ir de ahí hacia abajo en la cadena –expresó Lussich.
–Exactamente. La idea es la exportación. Todos los proyectos nuestros están orientados a la exportación, a generar divisas para Uruguay. (…) Esto nos va a generar también una leche de calidad, porque el proceso de industrialización de la leche va a (tener una duración de) (…) entre dos y seis horas. La diferencia entre dos y seis horas es porque hay una parada de limpieza de cuatro horas, todos los días.
Las vacas producen excretas. Vamos a procesar esas excretas, que afectan mucho al medioambiente por el dióxido de carbono que emiten. Vamos a utilizar una planta de biogás con biodigestores. Todo ese gas va a ser utilizado en generar la energía técnica y eléctrica que requiere el proyecto.
A su vez, va a haber una planta de biofertilizantes. Los líquidos y los sólidos van a ser esparcidos en los propios campos.
–¿Va a ser autosuficiente desde el punto de vista energético?
–Inicialmente no, pero el objetivo es apuntar a la autosuficiencia.
Por otro lado, como parte de la dieta de los animales está el expeller de soja, con lo cual vamos a producir nuestra propia ración de comida. Y va a haber un subproducto, que va a ser el aceite de soja. Parte de ese aceite va a ser transformado en biodiesel. Ese biodiesel va a ser utilizado en los camiones, las camionetas y la maquinaria agrícola.
–¿Van a comprar la soja y la van a pro-cesar?
–Vamos a producir nuestros propios alimentos. El trigo, el maíz y la soja (…). De esta forma nos aseguramos una cierta calidad. De ahí que hemos denominado a este proyecto como prácticamente autosuficiente.
–¿Cuántas hectáreas?
–El proyecto abarca alrededor de 32.000 hectáreas, de las cuales 17.000 son arrendadas y 15.000 propias. Aparte del proyecto en sí mismo, Estancias del Lago produce carne.
–Cuando en primera instancia conocíamos los rasgos principales del proyecto veíamos que era una manera de producir leche muy sustentada en el concentrado. Están dejando un poco de lado la parte de pastoreo –dijo Lussich.
–Correcto. Se produce en tambo estabulado, es prácticamente un ciclo. Los animales están bajo techo, de alguna forma refrigerados, tienen su ración de comida en lo que se llama la cama (…), que es donde está la mayor parte del tiempo la vaca, y de ahí sale para el ordeñe. Vamos a realizar tres ordeñes diarios.
–¿Van a suministrar algo de fibra? ¿Ensilaje o algo de ese tipo?
–Sí, por supuesto. Ya hemos comenzado a generar nuestro propio ensilaje. (…).
«Único»
Estancias del Lago se encargará de la cría y la recría de sus vacas lecheras. «Con esto nos aseguramos, también, la calidad de los animales», afirmó el vicepresidente de la empresa.
«Este es un proyecto único. Hay plantas de leche en polvo más grandes, hay tambos más grandes, hay biodigestores mucho más grandes, hay plantas de aceite mucho más grandes. Pero tener todo esto en un solo proyecto… Es único –dicho por el BID y por los proveedores–, porque acá también hay una incorporación de tecnología de última generación», agregó con entusiasmo.
Rossi señaló las diferencias entre el emprendimiento en Uruguay y los establecimientos del rubro que este grupo económico posee en Argentina: son «más chicos», «no tienen (…) la complejidad de este proyecto», «no está la totalidad de la producción», «no está el procesamiento de las excretas», «se tienen que comprar los alimentos».
Definió a Estancias como una iniciativa que generará un aumento de la ocupación directa e indirecta, «una sustitución de importaciones», «divisas de exportación y, fundamentalmente, el cuidado del medioambiente».
El personal
Rossi explicó en Carve que la incorporación de trabajadores es gradual: «Este proyecto va a ir creciendo en los próximos cuatro años. No es necesario incorporar (hoy a) la (gente) que se va a necesitar en el segundo, en el tercer o en el cuarto año».
Cuando el proyecto esté en funcionamiento pleno, el personal será de 400 personas, según estiman sus impulsores. Ya se integraron 50 personas.
A aproximadamente un kilómetro del predio funciona una escuela técnica agraria. «Estamos trabajando con las autoridades para ir capacitando gente, de forma tal que no tengamos problemas (…) de recursos humanos», expresó el vicepresidente de la firma.
Facturación estimada
Desde que inició su proceso de instalación, Estancias del Lago produce carne utilizando el sistema de feedlot, en base a machos de la raza Holando.
–¿El proyecto va a generar más producción de carne? –preguntó Lussich.
–Va a generar más producción de carne con la vida útil de estas vacas lecheras, que va a ser de tres años. Pero no solamente eso. Al tener la cría y la recría es mayor la cantidad de carne que estamos generando.
–¿Cuál puede ser la facturación anual?
–Depende de la cantidad de litros de leche que vayamos a producir y, también, del precio de la tonelada de leche en polvo. Calculamos que va a ser del orden de los 60 millones de dólares.
Fuera de cuenca
Otra de las particularidades de este emprendimiento es que se ubica fuera de la cuenca lechera nacional.
–Como que están vigilando mucho no generar conflicto con la industria instalada –acotó Lussich.
–Correcto, correcto. El objetivo no es competir sino producir, exportar. Hemos tenido, y tenemos, la colaboración, en este caso particular, de Conaprole, a la que le vendemos leche líquida, y le vamos a seguir vendiendo leche líquida hasta que la puesta en marcha de nuestra planta de leche en polvo funcione como corresponde.
Por Héctor Luna
hluna@seragro.com.uy
http://www.elpais.com.uy

Mirá También

Así lo expresó Domingo Possetto, secretario de la seccional Rafaela, quien además, afirmó que a los productores «habitualmente los ignoran los gobiernos». Además, reconoció la labor de los empresarios de las firmas locales y aseguró que están «esperanzados» con la negociación entre SanCor y Adecoagro.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas