¿Llegaremos al TLC con China?

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El embajador de China en Colombia, Wang Xiaoyuan, analiza estado de la relación comercial.
El nuevo embajador de China en Colombia, Wang Xiaoyuan , puede repetir la historia: así como fue testigo de excepción de la negociación de un Tratado de Libre Comercio entre su país y Costa Rica, es posible que asista al mismo proceso entre la segunda potencia económica del mundo y Colombia.
La posibilidad coincide con el viaje a China de la canciller María Ángela Holguín para reunirse con su homólogo Yang Jiechi , revisar las relaciones comerciales y de cooperación, al tiempo que se allana el camino para la visita de Estado del presidente Juan Manuel Santos en mayo próximo.
Durante su visita a Medellín, el diplomático chino, en diálogo con este diario, se mostró partidario del acuerdo comercial, en momentos en que la balanza comercial es negativa para Colombia (ver gráfico) y muy desigual: mientras desde China se importan, productos elaborados como maquinaria, computadores, electrodomésticos, automóviles y plásticos, desde aquí se exportan materias primas básicas como petróleo, carbón, minerales y chatarra.
¿Ve viable un TLC entre China y Colombia?
«Estamos en los primeros tanteos y sobre este tema intercambian ideas los cancilleres de ambos países. Si hay acuerdo en que debe avanzarse hacia un TLC, se iniciarán unos estudios para la viabilidad del acuerdo, determinar qué productos serían parte del intercambio y cuáles requieren protección. Según los resultados de los estudios se daría inicio a las rondas de negociación, en un proceso similar al que se tuvo con Costa Rica. Creo que un TLC es totalmente necesario».
¿Por qué lo considera necesario?
«El TLC facilita mucho más flujos de mercancía y tiene una cláusula de cooperación en áreas como salud, educación, cultura, temas sociales, así como incluye cláusulas para facilitar las inversiones y permitiría levantar restricciones para los viajeros entre ambos países».
¿Y qué decirle a los empresarios colombianos que podrían verse afectados?
«Pues las preocupaciones son en ambos países: de China pueden llegar muchos productos terminados a Colombia, pero desde allá también puede haber preocupaciones en el sector agropecuario porque llega mucha fruta, carnes, lácteos. Hay que tener una visión de más largo plazo en la relación de los dos países, y ver no solo la competencia, sino posibilidades de cooperación».
Pero igual la balanza comercial es deficitaria para Colombia, ¿cómo nivelarla?
«Es importante que los empresarios identifiquen bien las necesidades que hay en China y vayan a promover su oferta. Ahora vemos que los productos agrícolas, cárnicos y lácteos de Colombia pueden tener más esperanza, pero aún se requieren firmar protocolos sanitarios para su importación a China».
¿Que le falta a Colombia para ser un mejor socio de China?
«Vemos que es necesario agilizar el proceso de visas, promover más sinergias entre aerolíneas para que los turistas no tengan que viajar a a través de Europa o Estados Unidos. Hay que promover más la inversión China para no solo importar productos terminados, sino producir desde Colombia para el mercado nacional e incluso ser la plataforma para exportar en la región».
¿En qué sectores del país les interesa a los empresarios chinos invertir?
«La inversión china en Colombia es de unos 1.300 millones de dólares. Muchos empresarios están llegando a conocer necesidades del mercado y proyectos de desarrollo del Gobierno. Hay especial interés en obras de infraestructura en vías, ferrocarriles, oleoductos, puertos, así como en proyectos energéticos como la hidroeléctrica Ituango. Informamos a las empresas de estas posibilidades, pero las inversiones requieren de tiempo».
ANÁLISIS
Colombia puede ser el ‘puente’ entre China y E.U.
Guillermo Vélez
Exembajador de Colombia en China, asesor de la Gobernación
No hay que preguntarse si Colombia está preparada para un potencial TLC con China, sino más bien si tiene las condiciones para un intercambio comercial con el mundo. Y falta mucho: que valga más sacar un contenedor de Bogotá a Buenaventura que transportarlo de ese puerto a Shangai (China) dice mucho de las debilidades en infraestructura. Mejorar esa situación es el principal desafío que tiene hoy el Gobierno y debe ser su mayor prioridad o, de lo contrario, seguirá ahondándose la diferencia en la balanza comercial con China: hoy vendemos a China la tercera parte de lo que le compramos y tenemos un déficit a 2011 de 5.676 millones de dólares.
Pero hay una gran posibilidad identificada con Proexport y la firma consultora Araújo Ibarra. China paga 15.000 millones de dólares anuales en aranceles a Estados Unidos, país con el que nunca tendrá un TLC. Colombia ya tiene un acuerdo en ese sentido que puede aprovecharse y ya hay identificados 200 productos chinos que pueden terminarse de ensamblar en Colombia y entrarían a su mercado final sin pagar arancel. Esa sería otra forma de generar inversión china en Colombia. Ahora bien, hay que estimular a los empresarios nacionales a identificar nichos de mercado en China, sobre todo en proveer alimentos, asunto en que hay reales necesidades.
¿QUIÉN GANA?
EL SECTOR AGROPECUARIO
Ante un eventual TLC, el sector agropecuario podría resultar beneficiado ante la alta demanda de China de alimentos para los 1.300 millones de habitantes. Rubros como frutas exóticas, cárnicos, lácteos y hasta el café, podrían ganar mercado.
¿QUIÉN PIERDE?
LA INDUSTRIA MANUFACTURERA
China tiene una industria nacional altamente competitiva y es plataforma de multinacionales por su mano de obra barata y facilidad de obtener materias primas. Esto pone en jaque a la industria colombiana con más altos costos de producción.
http://www.elcolombiano.com

Mirá También

Así lo expresó Domingo Possetto, secretario de la seccional Rafaela, quien además, afirmó que a los productores «habitualmente los ignoran los gobiernos». Además, reconoció la labor de los empresarios de las firmas locales y aseguró que están «esperanzados» con la negociación entre SanCor y Adecoagro.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas