Según el CIL la leche al tambero aumentó más que la inflación

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Evolución 2009-2012 de los precios al productor en la lechería argentina
Un análisis detallado de algunas variables del negocio lechero reflejan que en los últimos años, datos tomados desde el año 2009 hasta la actualidad, se han producido evoluciones de los precios percibidos por el productor que han sido el reflejo del alto consumo, precios del mercado interno, de los importantes volúmenes y precios internacionales, que tienen cada vez más incidencia.
De esta manera se puede apreciar una serie de precios expresados en pesos por litro de una composición media de 3.58 % de grasa y de 3.28 % de proteínas, que los mismos se ubicaron por encima de los índices de inflación publicados en Argentina.

Éste escenario permitió un proceso de inversión vigoroso en el eslabón primario de ésta cadena productiva, generando un salto de crecimiento cualitativo y cuantitativo de la actividad, lográndose records históricos de producción y exportaciones.
En los últimos meses, desde la primavera del año 2011 hasta fines de año, dos motivos fundamentales, como la sobreoferta de quesos en el mercado interno y el descenso de los precios internacionales de nuestro principal producto de exportación, la leche en polvo, originaron que no se pudiera continuar con el incremento de precios que acompañaran los costos que los productores debían enfrentar en forma creciente, entre otros factores, por la incidencia de la sequía que se vivió hasta hace pocos días.

En ese período, la industria, aún resignando sus magros márgenes, trató de sostener los valores de la materia prima, mejorando en algunos casos, los valores de los sólidos contenidos en la leche, para aproximarse a los valores por litros que se venían percibiendo. Ello fue posible mediante el logro de precios diferenciales por la leche en polvo en algunos mercados del exterior.
A partir del mes de enero y como consecuencia del aumento de los sólidos contenidos en la leche y una mejora de su valor, se comenzó a evidenciar un leve crecimiento de los precios expresados por litro, que si bien no colman las expectativas de un segmento de productores, está dentro de decisiones que las empresas industriales van tomando, orientadas a mantener el equilibrio entre la necesidad de los mismos y la sustentabilidad de la industria.
Este panorama irá mostrando otros indicadores a medida que se comiencen a aplicar las pautas macroeconómicas en materia de precios del mercado interno y que se mejore el perfil exportador de una fracción de la industria nacional, muy orientada a la producción de quesos solo para el mercado interno.
Un reciente trabajo de nuestra entidad, muestra con claridad que los productores remitentes han realizado un gran esfuerzo en el aumento de la productividad individual y en alcanzar mayor escala en la entrega de leche, camino seguido por las principales lecherías de todo el mundo.

El mismo proceso está protagonizando la industria asociada al CIL, que mediante inversiones estratégicas (en el orden de los 400 millones de dólares en el período 2012-2014), esencialmente en productos exportables y en la mejora de la gestión en el mercado interno, recurriendo a financiamiento con apoyo del Estado Nacional y al refuerzo de su capital.
Centro de la Industria Lechera Argentina
Febrero 2012

Mirá También

Así lo expresó Domingo Possetto, secretario de la seccional Rafaela, quien además, afirmó que a los productores «habitualmente los ignoran los gobiernos». Además, reconoció la labor de los empresarios de las firmas locales y aseguró que están «esperanzados» con la negociación entre SanCor y Adecoagro.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas